Inicio
Espíritu de Innovación
Versión en EspañolEnglish VersionVersion Française

Sphere en Red

Accede a nuestra página en Facebook y Blog sobre biodegradabilidad

Find us on Facebook SPHERE-SPAIN Blog

Actualidad Sphere

 Sólo diez ríos aportan el 95 % de las 2,75 millones de toneladas de residuos plásticos que fluyen hacia el mar cada año,...

Sphere Reducirá la emisión de 78.000 toneladas de co2 a la atmósfera gracias a la utilización de polietileno vegetal.

Después del lanzamiento del primer producto bioplástico 100% biodegradable y compostable a base de fécula de patata, SPhere amplía su oferta con este nuevo plástico reciclable y de base totalmente renovable fabricado con etanol a base de caña de azúcar.

 ● La compañía sigue con su estrategia iniciada en 2005 de reemplazar los recursos fósiles por fuentes vegetales, mediante el uso de bioplásticos, y ha comenzado a invertir en Polietileno Vegetal, un material revolucionario.

 ● En enero de 2011, SPhere tiene previsto reemplazar la totalidad de sus productos de Polietileno fósil con Polietileno Vegetal para todas sus marcas nacionales, en Francia y en Europa: bolsas de basura, bolsas de congelación y filmes transparentes.

 SPhere, grupo industrial líder en el sector de la fabricación de derivados del plástico y pionera en el desarrollo de Bioplásticos, ha comenzado a invertir en Polietileno Vegetal, un material revolucionario de base totalmente renovable que permitirá reducir la emisión de hasta 78.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

 En concreto, entre 15 a 20.000 toneladas de bolsas de Polietileno Vegetal podrán reducir estas cifras de contaminación respeto a las bolsas de Polietileno fósil. Es decir, aproximadamente el equivalente de 624 millones de KM: 15.600 veces la vuelta al mundo*.

El Polietileno Vegetal es el primer bioplástico con producciones industriales que permite absorber carbono y que presenta un potencial de reducción de gases de efecto invernadero *.

Se fabrica con etanol a base de caña de azúcar y para determinadas aplicaciones, también, con fécula de patata. La fécula de patata da elasticidad, opacidad y textura, mientras que la caña de azúcar permite obtener las mismas propiedades mecánicas que una bolsa de polietileno fósil.

* Primeras cifras de un estudio realizado para un coche emitiendo 125g de CO2 /Km.

Según la utilización del material y su final del ciclo de vida, este carbono consumido por la planta puede ser emitido otra vez en caso de incineración de la bolsa o en caso de ser reciclado o tirado al vertedero. Con la hipótesis de un ratio 50/50 entre la incineración y el vertedero (situación media francesa), el balance neto de emisiones de CO2 durante las diferentes etapas del ciclo de vida (desde la extracción de parte de la parte vegetal hasta los emisiones de fin de vida) es de manera global negativo (es decir que hay una retención del carbono). Este calculo no tiene en cuenta los posibles impactos debido al cambio directo o indirecto de cambios de los suelos, en la ausencia de datos se consideran diferentes escenarios.

 

La caña de azúcar es una gran fuente de carbono natural ya que contribuye a reducir mucho más CO2 durante la fase de crecimiento, que otras plantas productoras de etanol.

 Además, la caña de azúcar es un cultivo especialmente eficaz con un rendimiento de más de 2 toneladas de Polietileno Vegetal por hectárea, es decir de 5 a 10 veces más que los otras plantas utilizadas para producir etanol. El Polietileno Vegetal se fabrica a partir de la caña de azúcar y tras una fermentación alcohólica produce etanol. El etanol se transforma en etileno y después en polietileno.

Los residuos sirven de combustible y alimentan con energía la fábrica donde se produce el etanol. Por lo que es otra fuente de ahorro de CO2 respecto a un proceso de fabricación de Polietileno usando el petróleo. Algunas fábricas pueden hasta suministrar electricidad a los pueblos de los alrededores. La otra parte de los residuos (vinote) se usa como abono a los cultivos de caña de azúcar.

El Polietileno Vegetal es también el primer bioplástico reciclable que no contamina las corrientes actuales de Polietileno. Aunque fabricado a partir de carbono vegetal, el Polietileno Vegetal es exactamente igual al Polietileno a base de carbono fósil:

Forma parte del circuito de reciclaje de los envases plásticos en Francia hoy en día

 No cambia el sistema de selección y clasificación de los residuos creados por los ayuntamientos

Produce el mismo calor que un plástico fósil

Este material se adapta a todas sus utilizaciones actuales, especialmente: bolsas de basura, bolsas de congelación, filmes transparentes. Tiene propiedades técnicas equivalentes a las del Polietileno a base de carbono fósil como la transparencia, opacidad, brillo, mate o los colores y, además, es apto para la alimentación.

 En enero de 2011, SPhere tiene previsto reemplazar la totalidad de sus productos de Polietileno fósil con Polietileno Vegetal para todas sus marcas nacionales, en Francia y en Europa: bolsas de basura, bolsas de congelación y filmes transparentes.

UNA REVOLUCION EN EL MERCADO DE LOS ENVASES DOMÉSTICOS

Al suprimir el uso de plásticos de origen fósil para la totalidad de las categorías de productos de sus marcas nacionales, SPhere ofrece la oportunidad al sector de los envases domésticos de dar el paso decisivo. 

Por primera vez en el mercado europeo, los consumidores tendrán a su disposición productos perfectamente adaptados a sus exigencias medio ambientales:

La calidad  y las propiedades de los productos quedan iguales
Los consumidores dispondrán de toda la información necesaria a la hora de elegir un producto (sistema de cierre, número de bolsas) y encontrarán las categorías de producto de siempre.

Precios competitivos para los consumidores

Una política de precio adecuada a lo que ofrecen las marcas nacionales en el mercado actual.

Productos que son diferentes de las practicas de greenwashing

Estos productos tendrán nuevos argumentos respecto al tema de la protección del medio ambiente.

 Acerca de SPhere

SPHERE, empresa implicada en el medio ambiente y la innovación permanente, se convierte en el primer actor en el mercado europeo en proponer una oferta completa de envases domésticos en bioplásticos (100% biodegradables o 100% reciclables) para los sectores de bolsa de basura, bolsa de congelación y film transparente.

Además, continúa impulsando la producción de bolsas 100% biodegradables que están fabricadas a partir de base de patata industrial y aportan un alto contenido en fécula, diferente al que tiene la patata comestible. Este producto cumple la Decisión 2001/524/CE y la Comunicación (2005/C 44/13) que establecen la norma EN 13432:2000 como la medida que deben cumplir aquellos envases que sean valorizables mediante compostaje y biodegradación

Ver Artículo
  

Volver

Copyright © 2018 Sphere Spain - Desarrollo: Efor