Inicio
Espíritu de Innovación
Versión en EspañolEnglish VersionVersion Française

Sphere en Red

Accede a nuestra página en Facebook y Blog sobre biodegradabilidad

Find us on Facebook SPHERE-SPAIN Blog

Utebo: biodegradables y agradables en una misma bolsa

 Sphere Group Spain adquirió la fábrica de bolsas de la familia Biel en 1999, y desde 2007 sigue una apuesta clara por generar y usar materia prima natural, desde fécula de patata a caña de azúcar.

El futuro ya está aquí, y a pesar de las señales apocalípticas que presiden la actualidad, el cuidado del medioambiente debe seguir en lo alto de las agendas a todos los niveles, desde el personal al empresarial y, por supuesto, el político. Empresas como Sphere Group Spain (división del gigante francés del empaquetado) son un ejemplo al respecto de este tema. Con su factoría radicada en Utebo, la firma ha llevado a la literalidad la idea de convertir la conciencia en negocio y proyectar en el presente una idea destinada a seguir vigente durante las próximas décadas. En 2016 se llevaron el galardón a mejor empresa en el segmento de Innovación dentro de los premios ‘Aragón, empresa y futuro’.

El zaragozano Alfonso Biel preside la empresa y también es el director general de la fábrica situada en Utebo, en la que trabajan dos centenares de personas, con abundante empleo de la localidad. "La empresa original −apunta− la fundó mi padre en 1962, y vinimos a Utebo en 1975. Empezamos en la calle Delicias; de ahí se pasó a Las Fuentes porque había zona industrial, y cuando crecimos lo suficiente pasamos al polígono Europa, en la carretera de Logroño. Después ya nos establecimos aquí, primero en dos naves, con tres más después... y aquí seguimos. Empieza a faltarnos espacio, lo que es una buena señal porque habla del crecimiento del negocio".

 

El nuevo modelo de negocio surgió en 2007 a raíz de un cambio estratégico del grupo Sphere, que había comprado la empresa de los Biel en 1999. "Se veía claro −señala Alfonso− que en el tema de los plásticos debía haber un giro hacia una política medioambiental más potente. El grupo compró una empresa alemana que tenía casi 200 patentes en generación de bioplásticos, llamada Biotec, y se dedicó a implementar estas patentes con una estructura productiva que comprendía tecnología y maquinaria específica".

Recogida selectiva

En un negocio como el que propulsa actualmente Sphere, los pasos productivos deben ir acompañados de un apoyo político y, definitivamente, de la adopción de nuevos hábitos entre la población. La aparición de los contenedores marrones de reciclaje hace apenas tres o cuatro años −algunos menos en varias comunidades autónomas− es uno de los pasos decisivos en ese segundo tema. "La recogida selectiva de residuos orgánicos −afirma Alfonso− está afectado en positivo a muy pocas comunidades. En Cataluña empezaron hace años, va caminando en el País Vasco, Navarra o Valencia… pero en Aragón y Madrid, por ejemplo, no hay nada. Para esa recogida selectiva, las bolsas idóneas son las biodegradables compostables".

El ejecutivo de Sphere pone como ejemplo las aplicaciones de estas bolsas en la restauración y los grandes eventos. "El material biodegradable puede se usado en bandejas, cubiertos, platos, envases… es muy útil para monousos. Tras un gran festival, por ejemplo, se generan muchísimos residuos orgánicos, que podrían recogerse en las bolsas hechas con material biodegradable y compostable; se lleva todo a una planta de compost, y listos. Se fabricaría un compost de alta calidad que puede venderse entre 150 y 200 euros la tonelada. De un residuo sale un negocio y, en el proceso, se soluciona un problema".

Voluntad política

Sphere está integrada en Asobiocom (Asociación Española de plásticos Biodegradables y Compostables), entidad nacional creada en 2012 que persigue la proyección pública de estos materiales. "Estamos en contacto −explica Alfonso− con la clase política, para tratar de que su velocidad y la nuestra se ajusten, ya que ahora mismo la industria va más rápido. Hay normativa vigente que no se ejecuta, y eso frena el desarrollo de nuevas alternativas beneficiosas para el conjunto de la sociedad".

Sphere utiliza materias primas como la fécula de patata y la caña de azúcar como base para desarrollar sus productos, con cero emisión de CO2 debido al uso exclusivo de energía eléctrica. "Es nuestro aporte a las bolsas, que también llevan una parte plástica procedente de la industria petroquímica. Nuestro objetivo es reducir a cero la parte química para 2020, y que todos nuestros productos sean completamente biodegradables y compostables entonces".

En Utebo se presume de la empresa, más allá de los premios recibidos. Sphere, en justa contraprestación, siempre pone el nombre de Utebo por delante al hablar de la empresa, "No decimos Zaragoza −concluye Alfonso− porque después de cuatro décadas largas aquí hay una identificación absoluta, por encima de altos y bajos derivados de temas políticos. La mayoría del personal es de aquí, tanto mi familia como yo mismo vivimos aquí… estamos muy a gusto".

El Museo Orús en honor al ilustre pintor utebano está en el centro Mariano Mesonada

La donación de una casa de Doña Francisca Mesonada en el corazón histórico de Utebo devino en la construcción del centro cultural Mariano Mesonada, requisito contemplado en el acuerdo de donación. El centro alberga desde 2004 el Museo Orús que, como su propio nombre indica, aglutina una completísima y cuidada colección de obras del artista zaragozano José Orús, nacido en 1931 y fallecido en 2014. Ajeno a grupos y corrientes, siempre fue un verso libre en la experimentación y la exploración de las infinitas posibilidades de la luz. José Luis Pomarón rodó en 1961 el filme experimental ‘Fluctuaciones’ sobre su obra. La visita al museo es una verdadera explosión caleidoscópica; los efectos ópticos y lumínicos son muy especiales, y se consiguen gracias a la adecuación de las salas a la propia naturaleza de las obras. Desde el museo se llevan a cabo colaboraciones, intercambios, cesiones y exposiciones temporales de la obra de Orús con otros espacios y centros de arte que lo solicitan. La actividad del centro también potencia la formación artística, con talleres muy diversos.

La torre mudéjar de la Asunción está replicada en el Pueblo Español de Barcelona

La torre mudéjar de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Santa María) es una de las edificaciones más conocidas de Aragón, y está replicada en el Pueblo Español de Barcelona. Conocida también como la Torre de los Espejos por el brillo de sus piezas de cerámica (del tipo arista o cuenca), se terminó a mediados del siglo XVI. El efecto estético al exterior es de un estallido de luz y color.

Tiene una estructura interna propia de un alminar árabe: el basamento alberga en su interior una habitación de planta cuadrada cubierta por bóveda piramidal, que soporta al machón central hueco de la torre. Sobre esta habitación, en alto, está el verdadero acceso. La escalera se desarrolla en tramos ortogonales cubiertos por bóvedas por aproximación de hiladas. La mentada decoración exterior se compone de elementos resaltados de ladrillo y fondos cubiertos de cerámica. La arista, hasta entonces, sólo se había utilizado en suelos y paredes; se caracteriza por que se imprime un dibujo sobre el barro tierno por medio de un molde de madera, creando unas aristas en relieve. Sobre la torre hay doce diseños diferentes de cerámica en colores verde, melado, azul y marrón oscuro.

 Ver Noticia

 

Volver

Copyright © 2017 Sphere Spain - Desarrollo: Efor